Categorías
Marketing Digital

Cómo esquivar baches digitales y no morir en el intento

Navegar por internet se ha convertido en toda una odisea para los usuarios. Actualmente, uno no sólo tiene que ser cuidadoso con los sitios web en donde se mete, sino que, incluso ingresando en ellos, debe enfrentarse a los largos textos en los avisos de cookies, los captcha y diversos elementos para poder ver los contenidos. Por eso, en COPLACO te explicaremos cómo esquivar baches digitales y no morir en el intento

Puedes gestionar tu consentimiento

Gestionar las interacciones con el mundo desde un ordenador puede resultar de lo más frustrante, sobre todo en momentos de prisa o necesidad. Para evitar esas interrupciones, hay extensiones de navegador especializadas, por ejemplo, en gestionar el consentimiento de cookies automáticamente y ahorrar el engorro de tener que aceptar (o rechazar) este mensaje. Estas herramientas permiten al usuario disfrutar de una navegación más fluida y sin interrupciones, aunque no siempre son efectivas. 

¿Cómo te puedes enfrentar a los captcha?

Si las cookies son una molestia, los captcha alcanzan un nivel superior en esa materia. Desgraciadamente, a día de hoy, cumplen una función necesaria, ya que son la única barrera que permite mantener a los bots a raya.  Se trata de pruebas para cuya resolución es imprescindible la intervención humana, aunque, cuando son pruebas de reconocimiento de imágenes o de distorsiones de texto, no siempre son pruebas fáciles de superar, lo que lleva al usuario a perder tiempo por tener que realizar varios intentos.

En este asunto, lamentablemente, no hay alternativas para el usuario, pero la biometría parece estar ganando terreno. Una propuesta viable podría ser las tecnologías de reconocimiento facial o huellas dactilares, que podrían reemplazar tanto las contraseñas como los captcha, agilizando, con ello, el proceso de verificación

Pon fin a los vídeos que no cargan

Tanto si eres un mero espectador como si eres quien ofrece el vídeo, una carga lenta es algo para nada conveniente. La solución más sencilla consiste en abonarse al servicio premium de la plataforma, que permite descargar el contenido en el navegador y, así, evitar los problemas de conexión. Sin embargo, para quienes no quieran gastar, la solución puede consistir en pausar el vídeo y esperar que el buffering almacene el contenido y volver a pulsar sobre “reproducir”. Si el problema es temporal y debido a un pico de dispositivos conectados a la red, lo recomendable es desconectar estos equipos para dar prioridad al que está reproduciendo los vídeos. 

¿Has probado alguna vez estas opciones? Desde COPLACO esperamos que estos consejos sobre cómo esquivar baches digitales y no morir en el intento te sirvan de ayuda para que tu navegación sea más cómoda y óptima. 

¡Apuesta por la comodidad!

En Coplaco | ¿Cómo puedes saber si un enlace acortado vale o no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *