Categorías
Comunicación

Hacker, el villano que puede ser tu héroe

El campo de la ciberseguridad lleva años ampliándose a medida que han ido apareciendo nuevos tipos de ciberataque. Es por eso que las empresas están ansiosas por blindarse contra ellos, para lo que, en ocasiones, deben echar mano de una figura que se ha ganado una mala fama, pero que puede ser de gran ayuda. Desde COPLACO te traemos al hacker, el ‘villano’ que puede ser tu héroe

Un problema cotidiano

Aunque uno pueda pensar que los ciberataques se producen con mucho tiempo de margen, lo cierto es que están a la orden del día. Estudios recientes reflejan que, en 2023, los ciberataques en España crecieron un 30%, alcanzando la cifra de 40.000 diarios. Es un incremento que se dejó notar especialmente en el sector tecnológico y financiero, aunque esos ataques no tienen por qué dirigirse a grandes compañías. En el mundo digital, cualquiera puede ser susceptible de ser atacado. 

Un hackeo con ética

¡Que no cunda el pánico! Existen formas de protegerse de los ciberataques. Y una de las estrategias más populares entre las grandes empresas es contactar con hackers. Sí, has leído bien. Uno de los métodos de prevención más efectivos, es contratar a alguien para que ataquen a la empresa, tal y como haría un ciberdelincuente

A esto se le conoce como ‘hackeo ético’, ya que se utiliza para identificar vulnerabilidades o agujeros en la ciberseguridad de la empresa antes de que los piratas o actores maliciosos lo hagan. 

Elige la opción positiva

Dicen que la mejor defensa es un buen ataque, pero, ¡ten cuidado! Es importante conocer los diferentes tipos de hackers que hay. Se suele decir que, en este gremio, se pueden emplear diferentes sombreros. Están los del sombrero negro (ciberdelincuentes que atacan organizaciones para enriquecerse), los de sombrero blanco (que las protegen), y los de sombrero rojo, que son los que intentan penetrar en organizaciones con las mismas tácticas que utilizan los hackers de sombrero negro, pero para que las empresas y administraciones puedan anticiparse a ellos. 

Si tienes un negocio, te pueden interesar los del segundo y tercer lugar. 

Si vas a echar mano de esta medida, debes saber que el truco de los hackers éticos es imitar a los malos todo lo posible, para lo que existen ciertas ‘líneas rojas’ que no deben cruzar, como el uso de la vida personal de los empleados. Por ello, es importante que el ataque siempre sea concertado con la empresa. 

¿Te ha servido esta información? Desde COPLACO creemos que es importante mantenerse actualizado en materia de ciberseguridad. Y, aunque pueda ser irónico, el hacker, el ‘villano’ que puede ser tu héroe, puede ser una opción interesante si buscas protección.

En Coplaco | ¿Cómo se deben interpretar los emojis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *