Categorías
Comunicación

Las apariencias virtuales también lo son todo

Desde 2020, es posible que muchos hayamos integrado del todo en nuestra vida las videollamadas, ya sea para comunicarnos con nuestros seres queridos, nuestros amigos, o, simplemente, como herramienta de trabajo. Puede que eso haya puesto sobre la mesa la necesidad de dar una buena imagen incluso encontrándonos detrás de una pantalla, porque, ¡sí! Las apariencias virtuales también lo son todo. Por eso, en COPLACO te traemos unos consejos para dar la mejor imagen en todo momento. 

Cuídate de los fondos vacíos

Por supuesto, a parte de la calidad en la imagen, es importante cuidar el fondo que tengamos a la hora de realizar nuestra videollamada. No es lo mismo tener algo detrás que no tener nada. Te recomendamos una estantería con libros o plantas, ya que la decoración, aunque sea virtual, influye en la formación de las primeras impresiones. Por ejemplo, los libros suelen asociarse a la cultura y la inteligencia. 

El tipo de espacio también importa

Tener algo de fondo es importante para inspirar confianza, pero, ¡no tan rápido! No todos los fondos son recomendables. No basta con que te muestres en tu habitación o en cualquier sala aleatoria de tu casa, ya que eso puede considerarse poco profesional. En su lugar, intenta hacer que el espacio en el que te encuentres parezca un lugar de trabajo

¡Cuidado con los filtros!

Así como no puedes presentarte con cualquier indumentaria en tus videollamadas laborales, la decoración de esa imagen facial y alrededores también deben estar pensadas. También es una opción mostrarse tal y como uno es, pero, si eres de los que se decantan por los filtros, existen algunas opciones que puedes incorporar y que, de hecho, ya te ofrecen de serie plataformas como Google Meet. Eso sí, te aconsejamos usarlos con cuidado, ya que, aunque puedan dar un aire divertido a tus reuniones de trabajo, no siempre es el momento de usarlos. 

Cuida la posición de la cámara

Aunque sea algo de sentido común, no son extraños los casos en los que una papada o un primerísimo primer plano de la cara han jugado malas pasadas. Para evitar eso, puedes colocar el ordenador o el teléfono en una mesa o escritorio para poder verte al mismo nivel. Además, intenta dejar la distancia de un brazo entre la cámara y tú. Así te verás mucho mejor, ya que se te verá la cara y la parte superior del cuerpo. 

Las apariencias virtuales también los son todo. Desde COPLACO, te animamos a cuidar tu imagen y la de tu entorno cuando vayas a hacer una videollamada a partir de ahora. Recuerda que la imagen lo es todo y que el cómo te vean tus clientes empieza por ahí.

Una imagen vale más que mil palabras.

En Coplaco | ¿Cómo puedes entenderte con tus clientes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *